10 razones para entrenar en casa

  Por Néstor Sánchez  /  

Si estás buscando la forma de entrenar en casa es porque estamos de acuerdo de que en esta sociedad de poco tiempo y mucho que hacer, hacer ejercicio puede representar un gran reto.

Requiere esfuerzo y motivación y consume un tiempo valioso. Sin embargo, como ya hemos explicado anteriormente , con el conocimiento actual podemos afirmar que no existe la persona sedentaria sana.

10_razones_para_entrenar_en_casa

Si crees que deberías empezar a hacer actividad física pero los gimnasios no te van, no tienes donde salir a correr o tus tareas no te permiten alejarte más de diez metros de tu hogar, no te angusties, te presentamos 10 razones por las que te sentará bien entrenar en casa:

1. Entrenar en casa es más barato

Ni cuotas, ni transportes. Nada como entrenar en tu propia casa para ahorrar. Lo único que gastarás son calorías.

2. Ahorras tiempo

Mientras estás sentado en el coche o en el autobús,  podrías haber terminado tu sesión de entrenamiento varias veces.

También te evitarás las típicas colas por la nueva máquina de moda en hora punta (recuerda que otras personas que van al gym también trabajan y tienen la intención de ir, como tú, después de su horario de oficina).

3. Tú pones tu propia agenda

Deja de depender de horarios de apertura, o de cuotas de mediodía.

Tu casa está abierta las veinticuatro horas al día, siete días a la semana, por lo que si se te antoja entrenar en casa después de medianoche o antes del amanecer, siempre tendrás tu espacio disponible.

¿Quieres tener un plan personalizado, sin accesorios, para hacer en casa?

¡Obtén tu plan!

4. Comodidad

Como ya hemos comentado varias veces no hay nada mejor que entrenar descalzo.

Esto, por evidentes motivos, puede representar un gran riesgo en un gimnasio, debido a la cantidad de pesas que podrían caer sobre tus pies o por el maldito y típico golpe del dedo pequeño del pie contra las máquinas de ejercicios.

Al entrenar en casa, puedes acondicionar el espacio como mejor te parezca, entrenar sin camiseta o con el pijama de spiderman.

5. Eres el dueño de tu entorno al entrenar en casa

Escuchar las canciones de Rocky I, II y III a todo volumen y cantar mientras haces una ronda de squats puede resultar motivador y evitar que te rindas.

Monta tu propia fantasía, entrena marcándote unos pases de baile dejando salir la euforia propia del entrenamiento.

Entrenar en casa sin ningún tipo de presiones y en completa libertad es una de las mejores sensaciones.

6. Siempre tienes el equipo necesario

El entrenamiento ideal es el que te prepara para realizar las actividades de tu vida diaria sin quitarte tanto tiempo. Para ello, lo que necesitas es poder mover tu propio cuerpo y nada más.

Los ejercicios con autocarga son los que más coherencia tienen para tu cerebro y harán que desarrolles una figura estilizada, atractiva y funcional.

No te olvides que puedes ver nuestra guía de entrenamiento funcional y nuestra selección de mejores ejercicios funcionales para hacer en casa.

7. Compartir los ejercicios en familia

Entrenar con tus hijos o tu pareja ayuda a fortalecer los lazos familiares. Aprovecha los 20 minutos que tarda en hacerse la cena para entrenar en casa con tu novia y abrir el apetito. ¿Imaginas algo mejor?

Si tienes dudas de cómo hacerlo, aquí te dejamos una guía de ejercicios en pareja.

8. Si necesitas comer algo, no necesitas comprarlo

Si necesitas algo tras terminar tus ejercicios, siempre tienes a la mano frutas y verduras que has comprado en el mercado para la semana.

Incluso puedes dejar en el horno una lubina salvaje que estará lista para cuando hayas culminado con tu entrenamiento.

Si tienes sed basta con tomar el agua que has dejado en la nevera para refrescarte.

Entrenando en casa te aseguras que no caerás en la típica barrita o el devastador isostar azucarado de las máquinas de vending, podrás usar lo que has comprado para la semana y seguir nuestra filosofía de dieta paleolítica que es la mejor para quemar grasas y vivir de manera saludable.

9. Al entrenar en casa le dices adiós a las excusas

Ya no es una cuestión de tiempo, ni de material. Es un cara a cara con tus propósitos. Cada vez que te sientes en el sofá recordarás que podrías estar saltando sobre él.

10. Los individuos que te encuentras en el gimnasio

Al entrenar en casa tú eliges con quién entrenas, en el gimnasio no. Ahí va un vídeo que vale más que mil palabras:

 

Actualización:

4 opiniones en “10 razones para entrenar en casa”

  1. 11. PUEDES ECHARTE LOS GASES SIN VERGüENZA, Y LIBERTAD.
    No es chiste. La verdad es que cuando uno esta saltando, o haciendo una fuerza, puede que se salgan los gases. Mi esposo abandono el gimnasio despues de una semana porque por apretar hacia mal el ejercicio y ademas un dia le ocurrio dicha vergüenza y no volvió.

Deja un comentario