Saltar al contenido

Cómo sobrevivir de manera saludable al confinamiento por el coronavirus

marzo 23, 2020
desconexion-social

El confinamiento causado por el coronavirus está siendo una auténtica disrupción de nuestro estilo de vida. 

Existen múltiples factores que hacen de la situación que estamos viviendo algo que nos ha sacudido profundamente. En este artículo queremos señalar los más relevantes e identificar posibles soluciones para, si es posible, salir reforzados de todo esto.

Una reflexión inicial: ¿cuánta «realidad» puede tolerar nuestra mente?

Una división de la historia de la humanidad podría ser:

  • La era de los cazadores-recolectores, que duró centenares de miles de años y en la que nuestra realidad la conformaban grupos de máximo 30 personas.
  • La era de los agricultores que duró decenas de miles de años y donde nuestra realidad eran grupos de cientos de personas.
  • La era de los imperios que duró un par de miles de años, donde nuestra realidad eran grupos formados por centenares de miles de personas.
  • La era de la globalización que apenas tiene 100 años y donde vivimos una realidad global de varios miles de millones de personas.

Cada era ha durado un orden de magnitud menos y ha ampliado más de un orden de magnitud nuestra esfera de «realidad».

Esto nos genera un problema muy importante: nuestro cerebro es prácticamente el mismo que el de nuestros ancestros cazadores-recolectores, pero tiene que gestionar una realidad millones de veces mayor.

Sabemos cómo toman el café en Indonesia y si ha habido un acto heroico en Grecia. Pero sobretodo sabemos las malas noticias de todos lados, el terremoto de Pakistán, la rotura de la central de pesticidas que ha contaminado toda una aldea en Indonesia o el drama de los inmigrantes intentando escapar del malvivir en sus países de origen.

Nos llega la información de múltiples e insostenibles desgracias con las que no podemos hacer nada más que lamentarnos.

👉Tenemos que protegernos ante la cantidad abrumadora de información que recibimos y nos ponemos una coraza ante las desgracias que van llegando. Cognitivamente lo que vemos por la televisión es como si no fuera real.

Es un mecanismo de defensa comprensible. 

Esto explica el proceso (basado en el modelo de Kubler-Ross) que hemos vivido con la aparición del coronavirus: 

  1. La llamada: “Hay un nuevo virus en China”
  2. La negación: “Esto no va a ocurrir aquí”
  3. La rabia: ¿Por qué no se han tomado medidas antes?
  4. El miedo irracional: Qué nos va a pasar, compremos papel de water
  5. Travesía por el desierto: No nos queda más remedio que afrontar la situación impuesta de la mejor manera posible. 

Y quizás lo primero que deberíamos plantearnos es que si parte de la respuesta emocional extrema que hemos vivido estos días se debe a que recibimos tanta información que acaba generando más ruido que conocimiento, ahora con mucho más tiempo libre y con toda la sociedad enfocada en un solo tema te recomiendo:

👉 Seleccionar bien qué información quiero recibir para que me ayude en este momento y cuánta dosis diaria necesito.

Aprovecha el parón para transformarte de un mero receptor a un buscador del conocimiento que necesites e inactiva el mecanismo de anestesia por infoxicación.

Sí, sé lo que estás pensando, que esto no quita que de golpe, y sin previo aviso, hemos visto recortados dos de los principios fundamentales que nos ha hecho sobrevivir como especie: el movimiento y nuestra capacidad para socializar.

Pero, en realidad para muchos los cambios son más de percepción que reales.

Cientos de millones de personas trabajan en oficinas durante 8 horas seguidas, sin apenas moverse de una silla ni levantar la vista de la pantalla del ordenador. Luego se van a casa para “enchufarse” de nuevo a la tele o al móvil.

La diferencia entre su situación y la actual es que la primera fue, probablemente un proceso de aislamiento progresivo e inconsciente, mientras que el confinamiento actual nos ha sido impuesto desde fuera y todos somos muy conscientes de él.

¿Pero pregúntate si realmente ahora realmente hablas menos o más con la gente que quieres?

Esta es, en realidad, una oportunidad para tomar consciencia de hasta que punto vivimos cada vez más aislados y hacer cambios en nuestra vida.

👉 Pero toda oportunidad conlleva un riesgo.

Por eso, he preparado esta lista con algunas claves para poder sobrevivir de manera saludable a los días de confinamiento con el mayor bienestar posible.

Aprovecha esta oportunidad para comunicarte

A lo largo de nuestra historia, el hogar ha sido siempre el refugio de las amenazas externas y este principio se mantiene vigente. 

Seguramente vives el confinamiento en el lugar en el que realizas las acciones cotidianas fuera del trabajo, donde duermes y en el que pasas el 90% de tus fines de semana. Aprovecha para hacer de tu refugio un lugar en el que te sientas bien y en un entorno seguro.

Aprovecha para arreglar desperfectos y decorar nuevamente la casa con las cosas que tienes a la mano. Ambos, tu pareja y tú agradeceréis darle un nuevo aire a vuestro hogar

De acuerdo a una encuesta realizada a casi dos mil padres, más del 70% de padres de hijos mayores estaban arrepentidos es el de no haber pasado suficiente tiempo con sus hijos cuando eran pequeños debido al trabajo. Ahora tienes la oportunidad que esto no te suceda a ti.

Ciertamente, durante esta convivencia existirán momentos de desacuerdo o hasta de conflicto, pero recuerda siempre de que si vives en pareja y has creado tu propia familia, tú has elegido convivir con esa persona por alguna razón.

En momentos de conflicto recuerda aquellas cosas por las que te enamoraste de tu pareja, te ayudará a tener más comprensión.

👉 Particularmente, te sugiero resolver problemas usando las pautas de la comunicación no violenta, un método que uso continuamente en mi consulta para gestionar los conflictos y necesidades de los individuos.

En este estilo comunicacional es transmitir el estado emocional y olvidar el reproche. 

No es lo mismo cariño, dijiste que ibas a lavar los platos y no lo has hecho que Estoy agobiado por como está la cocina, ¿me ayudas? o no es lo mismo es que nunca me dices te quiero que cuando me dices te quiero me siento tan feliz.

Esto se fundamenta en que tu pareja te quiere y no quiere que lo pases mal y es mucho más fácil hacer algo para que estés mejor que porque estés enfadado.

Usa esta nueva “libertad”

Sí, se ha reducido tu libertad de movimiento fuera de casa, pero has ganado mucha libertad para hacer lo que tú quieras en tu espacio personal sin que los jefes estén mirando.

Esto significa de que puedes usar este tiempo para realizar pequeñas sesiones de entrenamiento en casa, si te estabas planteando buscar tiempo para poder hacer actividad física.

👉En la aplicación de Mammoth Hunters podrás encontrar sesiones cortas de entre 10 a 15 minutos y que por solidaridad por la situación de aislamiento, hemos decidido dar 3 meses gratis.

También significa de que podrás acondicionar tu espacio de teletrabajo a como quieras tú, coloca fotos de tus familiares, ten a la mano siempre agua o tus bebidas favoritas, y trabaja de pie si así lo quieres.

Intenta estar en exteriores todo el tiempo posible

Uno de los grandes retos de la modernidad es saber cómo lidiar con el cambio tan brusco que supone no pasar la mayor parte de nuestro tiempo al aire libre.

La luz solar entre otras muchas funciones es una gran reguladora de nuestros ritmos circadianos y además estimula a nuestra piel para la fabricación de vitamina D.

Sin embargo, con el confinamiento la cantidad de sol que recibimos al día puede verse drásticamente reducida a casi cero.

Mi recomendación sería que tanto tú como tu familia paséis el mayor tiempo posible en tu terraza, en el balcón si existe la posibilidad y sino al menos por la mañana te acerques a la ventana que de más luz, a través de la ventana no sintetizarás vitamina D pero al menos tu cuerpo se dará cuenta de que es de día. 

👉 Si exponerte al sol no es posible, puedes optar por dos opciones:

  • Compra un suplemento de vitamina D. La cantidad que debes tomar diariamente debe estar comprendida los 50 y los 100 microgramos día. 
  • Un importante sector de la población no procesa los lácteos de manera apropiada y otros incluso no pueden absorber los nutrientes de esta. Sin embargo, poblaciones como las nórdicas pueden obtener vitamina D a través de la leche. Si eres de estos afortunados, puedes obtener vitamina D a partir de los productos lácteos.

También, aprovecha de que hay una congestión vehicular muy reducida y respira un aire más limpio que al que estás acostumbrado desde tu ventana. Recuerda que mantener la ventana abierta ayudará a refrescar tu piso y a que disfrutes de un aire mucho más limpio.

Buscar momentos de intimidad con tu pareja y contigo

En el día a día es probable de que veas a tu pareja sólo cuando estás cansado o cansada de volver de trabajar y el tiempo que les quede disponible sea para resolver las tareas del hogar y pasar tiempo con los niños.

Sin embargo, esta es una buena oportunidad para pasar tiempo juntos sin que sean sólo las últimas horas del día. Aprovecha para mantener contacto física con él o ella.

Esto puede significar un incremento en la actividad sexual. Pero también es una oportunidad para mantener contacto físico como abrazarse, besarse y acariciarse de manera mucho más frecuente.

👉 Una buena salud en la pareja está relacionada a una reducción del estrés.

También puedes aprovechar para tener momentos de soledad y de aislamiento de todos, lo que comúnmente llamamos “tu espacio”, en los que coordinas con tu pareja para ambos os turnéis para la logística de casa o niños mientras el otro puede escuchar música, a leer o a hacer cualquier actividad que disfrute. 

Come bien, mucho mejor que en el día a día

No todos tienen el privilegio de poder cocinarse en la oficina o de cocinarse cada noche para el día siguiente, por lo que muchos optan por ordenar comida o cocinarse lo más rápido aunque no sea lo más sano.

Este es un magnífico momento para poder cocinar todas esas cosas saludables que no podías porque no tenías tiempo.

Además, justamente muchos de los ingredientes más saludables al ser perecederos son los que se encuentran sin problema en la verdulería y carnicería del barrio.

👉 Es el momento perfecto para empezar una dieta paleo.

Duerme mejor que nunca

Todos tenemos que pasar una buena cantidad de minutos transportandonos a nuestros centros de trabajo. A algunos nos toma incluso una hora o más.

Pues este ahorro de tiempo en desplazamientos es tiempo que puedes dedicar a dormir más y levantarte de mejor humor.

Yo lo he intentado desde el inicio del confinamiento y estoy durmiendo mejor que en mucho tiempo, porque puedo apagar el despertador y dormir hasta que mi cuerpo se despierte por su cuenta.

👉 Si aún así estás teniendo dificultades para dormir, te recomiendo leer este artículo que te explica con precisión cómo dormir mejor.

Reduce el tiempo frente a las pantallas

Si bien es cierto de que es muy sano interactuar con las demás personas que no están en el hogar como amigos y otros familiares, mediante las herramientas que nos da la tecnología; así como todos los que estamos conectados al ordenador para trabajar de manera remota para poder seguir llevando sustento al hogar, no debemos abusar de esto.

En casa, no sólo tendremos el ordenador y el móvil, en los tiempos libres sino también los televisores con Netflix o con la consola al lado para acabar con las series pendientes o con los videojuegos para entretenerte.

Como hemos visto tanto en nuestra lista de reproducción sobre el sueño como en nuestro artículo sobre ciclos circadianos, esto puede afectar tu salud a largo plazo, sin contar de que estas son horas en las que estarás sin mover ningún músculo salvo tus dedos.

Aprovecha el parón

Literalmente el mundo se ha parado, la exigencia se ha ralentizado y puede que vuelvan a tu cabeza reflexiones que teníamos escondidas en algún lugar recóndito de tu mente. 

👉 Puede que sea un buen momento para reflexionar a qué le estabas destinando la energía.

Los griegos utilizaban la metáfora “revisar las habitaciones de tu casa” para referirse a esto. 

“Las habitaciones” a las que los griegos consideraban que tenías que pasar revista son: 

  1. HABITAT: Lo personal y privado, de piel hacia adentro. Salud física y psíquica
  2. AEDES : Familia. Proyectos personales y comunes con los miembros de la familia
  3. AMBITUS: Lo que tomo del contexto para vivir. Trabajo, proyectos.
  4. FUNDUS: Los Fundamentos de la casa. Tras la conquista de nuevas tierras los Romanos mandaban a los arquitectos para poner fundamentos a la nueva ciudad. En este caso son las relaciones
  5. FORO: La necesidad de hablar en público, de expresar tu propia opinión al mundo
  6. MUTATIO: Cambios a abordar grandes o pequeños
  7. TERRA IGNOTA:Estudio e investigación de cosas de interés. No necesariamente académicas
  8. CREATIO: Creación. Lo que aporto al mundo y antes de mí no estaba. Desde un dibujo a una teoría cuántica. También el amor entendido como creación.
  9. CAELUS: Exploración de las propias Creencias potenciadoras y limitantes. Creo que soy tímido, inteligente, válido…

Aprovechar el parón para hacer una revisión de qué habitaciones revisas con más frecuencia, cuáles necesitan una limpieza, es un regalo inesperado que nos da este confinamiento. 

👉 Puedes profundizar más en esta estrategia en este vídeo

Recomendaciones finales

Para resumir todo el artículo, aquí te dejo todas las recomendaciones que te he dado agrupadas todas en una sola lista:

  • Deja de leer todo el día noticias sobre el coronavirus constantemente
  • Aprovecha para hacer las reparaciones de tu hogar
  • Mejora tu comunicación de pareja con la comunicación no violenta
  • Entrena en casa
  • Recibe toda la luz solar posible
  • Respira el aire más limpio de la ciudad
  • Ten más intimidad con tu pareja
  • Aprovecha para tener más tiempo de calidad con tus hijos
  • Aprovecha para cocinarte todos los días
  • Duerme más
  • Intenta reducir el tiempo que pasas frente a las pantallas
  • Revisa tus habitaciones

Te aseguro de que si sigues estas recomendaciones, te sentirás mucho mejor a pesar de estar confinado o confinada.

👉 Recuerda de que es algo temporal, pero algunos cambios hechos hoy podrían durar toda la vida.