El coronavirus

Aeropuertos cerrados, supermercados vacíos, el papel higiénico agotado…

¿Es la nueva temporada de Black Mirror?

No… es la vida real

El nuevo coronavirus (SARS-Cov-2) y la enfermedad que causa (la COVID-19) ha golpeado sobre nuestra realidad y está sacudiendo profundamente nuestra sensación de seguridad.

Las dos reacciones que hemos visto estos días son por un lado la negación y por el otro la sobrerreacción e histeria.

NINGUNA DE LAS DOS SON BUENAS RESPUESTAS.

En este artículo aprenderás cuál es el peligro real que el coronavirus representa para tí y para toda la sociedad y porque es necesario tomar medida sin alarmarse.

👉 Atención: Nosotros no somos epidemiólogos. Nuestra opinión se basa en lo que hemos leído de varios expertos y sobre lo que sabemos sobre salud humana. En ningún caso debes tomarte nuestras palabras como las de un experto.

covid-19 qué es el coronavirus

El riesgo de las enfermedades infecciosas

Durante la mayor parte de la historia las causas de muerte más importantes eran las enfermedades infecciosas.

Periódicamente una pandemia arrasaba con la población humana:

  • La peste negra mató entre un 30% y un 50% de la población de europea en la edad media.
  • La gripe española mató al 200 millones de personas principios del siglo XX.
  • La viruela mató entre el 90% y el 95% de la población nativa de América en el siglo XVI.

Por suerte la medicina moderna y la higiene acabaron con gran parte de estas muertes (sustituyendolas por enfermedades metabólicas 😔).

Pero la aparición de una nueva enfermedad contagiosa y resistente a nuestras terapias actuales continúa siendo uno de los riesgos más grandes a los que nos enfrentamos como especie.

De hecho, convivimos con muchas de estas pandemias.

Por ejemplo, el virus de la gripe mata entre 250.000 y 500.000 personas al año y, por su alta tasa de mutación, es muy difícil crear una vacuna eficaz.

Es bastante probable que algún día aparezca una nueva cepa de la gripe que sea tan virulenta como el virus de la gripe española (recordemos el caso de la gripe aviar de hace unos años).

👉 La buena noticia es que el COVID-19 no parece ser de este tipo de pandemia.

Pero esto no quiere decir que tengamos que tomarnos el coronavirus a la ligera ni que tengamos que considerar las medidas que se están tomando como extremas e innecesarias.

Las dos claves para entender el peligro del coronavirus

Para entender cuán peligrosa es una enfermedad tenemos que mirar dos parámetros:

  • La letalidad: que se define como el porcentaje de gente que muere a causa de la enfermedad respecto al total de personas que la contraen.
  • Número básico de reproducción (o tasa de infección): que se define como el número de personas que puede infectar una persona enferma (en otras palabras cuán rápido es capaz de extenderse la enfermedad).

👉 Una enfermedad es más terrible cómo más altas sean sus tasas de letalidad y de infección.

La letalidad 

La tasa de letalidad de la COVID-19, es de entre un 1% y un 5%, aunque probablemente este número sea menor por el hecho que mucha gente pasa esta enfermedad indetectados y si ninguna sintomatología. 

De hecho, se estima que:

  • El 80% de la gente pasa la enfermedad como un resfriado leve.
  • El 15% como una gripe fuerte.
  • El 5% restante terminan con neumonía grave.

Si comparamos la letalidad del coronavirus respecto a la de otras enfermedades parecidas no parece tan alta:

  • 11% en el casos del SARS (síndrome respiratorio agudo grave).
  • 34% del MERS (síndrome respiratorio del Oriente Medio).

Pero no nos dejemos engañar: un 1% a un 5% continúa siendo elevado.

 Por ejemplo:

  • La gripe común tiene una letalidad de entre el 0.1% y el 0.4% (o sea 10 veces menor que el COVID-19).
  • El virus de la gripe española (que mató al 20% de la población humana) tenía una tasa de letalidad de un 3%. 

Otro factor importante es que esta letalidad no afecta a todos por igual.

La letalidad del coronavirus es muy baja en personas menores de 50 años pero aumenta vertiginosamente en personas mayores.

Además, en muchos casos la gente que ha fallecido ya tenía otras condiciones previas.

Estos datos no nos tendrían que sorprender.

La gripe sigue un patrón de comportamiento igual. 

Es normal que las enfermedades infecciosas sean más peligrosas en personas más débiles.

La buena noticia del coronavirus es que prácticamente no afecta a niños o bebés.

👉 La mayor parte de la población pasará la COVID-19 como un resfriado común. En general el riesgo real es para la gente con edad avanzada y que ya tienen problemas de salud previos. Los niños y bebés parece que pasan la enfermedad sin síntomas o con síntomas muy leves.

Pero estos números en sí no tienen mucho sentido a menos que introduzcamos la segunda variable clave.

Tasa de infección

Este número nos indica a cuánta gente infecta, de media, una persona con la enfermedad.

  • Un valor inferior a 1 hace que la enfermedad no se propague demasiado.
  • Un valor superior a 1 indica que la enfermedad va a crecer exponencialmente y puede transformarse en una pandemia.

La gripe común tiene una tasa de infección de 1.2. Esta es la razón por la que la que es una pandemia que año tras año se repite.

Por ejemplo: si 5 personas tienen la gripe, al cabo de 5 ciclos habrá hasta 45 infectados

(Animación sacada del New York Times)

Por el contrario, la gripe aviar solo tiene una tasa de infección del 0.1%, por lo tanto, nunca llegó a ser una pandemia aún con una letalidad del 60%.

En el otro lado del espectro tenemos al virus del sarampión. ¡Con una tasa de infección de 15! 

(Este es el momento en el que nos tenemos que alegrar muchísimo de tener una vacuna contra el sarampión).

La COVID-19 está en medio.

Su tasa de infección es de 2.6. o sea el doble que la de la gripe normal.

Pero antes de pensar que el doble no es tanto tenemos que tener en cuenta que el crecimiento es exponencial, no lineal:

Con esta tasa si empiezan 5 personas, al cabo de 5 ciclos podemos tener hasta 368 personas infectadas.

¡O sea 8 veces más que en la gripe norma!

(Animación sacada del New York Times)

El colapso del sistema sanitario

Justamente en esta alta tasa de infección es donde reside el gran riesgo del coronavirus:

  • Este virus es tan nuevo que aún no tenemos métodos eficaces para reducir su expansión y proteger a la población de riesgo.
  • Si no hacemos nada el crecimiento de nuevos casos será exponencial.
  • Sabemos que entre un 5% y un 15% de los casos pueden requerir hospitalización bien sea por su situación clínica, por vigilancia o por aislamiento.
  • Teniendo en cuenta que el periodo de incubación del coronavirus, tendremos que tener a la gente aislada durante al menos 2 semanas hasta que dejen de ser contagiosos.
  • La población de más expuesta a ser infectada son los profesionales de la salud, que tendrán que tomarse la baja.

Esta tormenta perfecta puede literalmente colapsar el sistema sanitario que debe seguir haciendo frente a todo el resto de los problemas de salud pública.

Esta peligro lo podemos evidenciar con 4 números rápidos:

  1. Los modelos que usan los epidemiólogos indican que la tasa de infección del coronavirus puede causar que el 40% de la población contraiga la enfermedad en el próximo año.
  2. Esto, solo en España, representa unos 18 millones de personas.
  3. Entre un 5% y un 15% de estos padecerán síntomas graves, o sea 4.6 millones de personas necesitarían ayuda sanitaria.
  4. Pero en toda España solo hay 150,000 camas de hospital.

Esta situación es más dramática en países con sistemas de salud menos desarrollados, como sucede en la mayoría de los países de Latinoamérica, y no digamos en Estados Unidos, donde no hay sanidad pública.

Este es realmente el gran riesgo que tenemos por delante.

👉 El mayor riesgo del coronavirus es que demasiada gente se infecte de golpe y colapse el sistema sanitario. El drama no serán solo las muertes por COVID-19 sino todas las muertes que se derivarán de una falta de atención sanitaria.

¿Estamos sobre reaccionando?

Sí y no. 

No porque teniendo en cuenta el riesgo de colapso de la sanidad pública y la rapidez con la que se ha expandido el virus creemos que es adecuado tomar medidas para retrasar la propagación de esta enfermedad.

Estas medidas son, entre otras:

  • Cerrar escuelas.
  • Reducir el movimiento de las personas.
  • Promover el teletrabajo.
  • Cancelar eventos donde se reúne mucha gente.
  • Y hasta aislar poblaciones donde hay brotes de infección.

Estas medidas están diseñadas no para evitar que te infectes, sino para “aplanar la curva” y retrasar la expansión del virus para que el sistema sanitario pueda atender a los pocos que desarrollen complicaciones.

Porque, no nos engañemos. 

👉 La COVID-19 está aquí para quedarse y todos vamos a pasar esta enfermedad en algún momento u otro, la mayoría como un simple resfriado. Por lo tanto no tiene sentido que entremos en pánico.

Sí, porque consideramos absurda y hasta contraproducente la alarma social que se ha generado.

Si entendemos que todas estas medidas se están tomando para enlentecer la expansión del virus seguramente podremos vivir con más tranquilidad esta situación.

Pero como estamos en el mundo de los titulares y de los “likes” vemos cómo los medios de comunicación abusan constantemente de su poder para crear alarma y mantenerte enganchado delante de la pantalla.

Las redes sociales tampoco ayudan mucho, superándote de información alarmista y poco verídica (cuántos mensajes alarmistas habéis recibido que son de “un amigo de un amigo”).

¿Qué tenemos que hacer para evitar la propagación del coronavirus?

En primer lugar te recomendamos que revises esta web del departamento de salud pública del gobierno español donde cuenta cómo detectar la enfermedad y que medidas tomar para retrasar la expansión del virus.

Pero no nos olvidemos que en general las enfermedades infecciosas afectan más gravemente a las personas que ya sufren problemas de salud previos.

Durante estos días te recomendamos que cuides más aún tu salud:

  1. Come alimentos y no productos.
  2. Toma el sol 15 min cada día.
  3.  Procura tener un sueño de calidad.
  4. Haz ejercicio físico.

Puedes saber más sobre cómo seguir un estilo de vida saludable aquí.

Es importante que no entres en pánico, analiza los datos y genera la respuesta emocional coherente a lo que estos nos enseñan. Las actuaciones sistémicas y la reclusión individual son medidas potentes que nos pueden sorprender, hacerse pesadas y en muchos casos suponer una peso económico muy importante, pero recuerda que en la mayoría de los casos ni tu salud ni mucho menos tu vida está en riesgo y que haces esto por solidaridad.

El pánico que se ha generado con tanta alarma es, paradójicamente, contraproducente para retrasar la propagación del virus ya que aumenta nuestra inflamación sistémica, altera nuestra toma de decisiones y nos vuelve vulnerables (artículo).

Quizás puedes transformar el problema y aprovechar estos días de “parón mundial” para descansar y relajarte en vez de obsesionarte con datos y aumentar el ratio de WhatsApps por segundo de lo mal que estamos. 

Recuerda, puedes ser solidario sin pasarlo mal. 

Y sobretodo alégrate de estar viviendo en un momento de la historia en el que somos capaces, como sociedad, de protegernos de los efectos de una pandemia.

Por ejemplo nos ha gustado la actitud de este youtuber: video .

Solo tenemos que mirar el caso de China, donde empezó la infección y ya está bajo control:

Sin más te deseo que pases unos días tranquilos en casa.

Juntos superaremos esta crisis y recuerda que si te aburres siempre puedes hacer una sesión de entrenamiento en casa con la APP de Mammoth Hunters.

Oriol Roda

Oriol Roda Noguera

Oriol es un apasionado de la montaña, doctor y MBA. En su vida anterior se dedicaba a construir modelos matemáticos de sistemas complejos y en su tiempo libre entrenaba bajo la dirección de Néstor. Experimentó en su propio cuerpo y salud los beneficios de Mammoth Hunters. Ahora su misión es ayudar a tanta gente como sea posible a tener una vida más sana usando los mismos métodos que fueron tan eficaces para él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. HOLA SOY DEL EXTREMO SUR DE LA TIERRA,EN LA PATAGONIA DE CHILE,MUY BUEN ARTICULO ,CLARO ,PRECISO Y SIN MUCHOS ADORNOS ,LO QUE LO HACE MUY FÁCIL DE ENTENDER SIN ALARMARSE, TOMANDO CONCIENCIA DE ESTA ENFERMEDAD.AGRADECIDA POR DARSE EL TIEMPO Y LA PREOCUPACIÓN DE INFORMAR A LOS SEGUIDORES DE ESTE SITIO WEB