Guía del chocolate: cuánto y cuál debo comer.

El chocolate forma parte de muchas de mis alegrías, debido a que me ha acompañado en momentos románticos de la vida  así que me he decidido a escribir este artículo, para ofrecer una buena guía de los pros y contras de su consumo.

guia_del_chocolate_cuanto_y_cual_debo_comer

¿Qué es el chocolate?

Es el producto final después de tostar y procesar las habas obtenidas del árbol del cacao, y luego mezclar la pasta y manteca de cacao. El cacao de por sí tiene un sabor amargo pero sus propiedades y la sensación que deja después de comerlo o beberlo no tiene precio, no en vano en la época de los Mayas se le consideraba un regalo de los dioses que otorgaba cualidades divinas. Incluso se utilizaba como moneda de pago ya que formaba parte del tributo que los Mayas hacían a su Dios.

Principios activos del  Chocolate:

Dentro del chocolate podemos encontrar algunos destacables compuestos fenólicos como los flavonoides (la epicatequina sería un ejemplo) del que se desprenden la mayoría de sus fuertes propiedades antioxidantes. Estos antioxidantes también se encuentran en frutas, verduras, té, vino o aceite de oliva y todos ellos, como parte de una misma dieta, potencian las propiedades encontradas en el chocolate. Es sabido que un consumo adecuado de antioxidantes desde la alimentación ofrece mejoras en la capacidad desintoxicativa y antienvejecimiento del organismo e influyen sobre nuestro sistema endocrino e inmunitario. 

El chocolate además gracias a su contenido en feniletilamina ( de la familia de las anfetaminas) y teobromina posee efectos estimulantes y de mejora del estado anímico.

Cabe destacar que a pesar de que muchas veces se comenta también el contenido de  procianidinas (taninos) del chocolate, estas al tener una biodisponibilidad reducida , es difícil de absorber y tiene pocos efectos sobre nosotros.

Por último no hay que olvidar que no todo chocolate tiene la misma composición. Dado que los flavonoides tienen una alta sensibilidad térmica, su procedencia y los procesos que ha tenido que pasar para llegar a las estanterías de las tiendas afecta a su composición.  Es por ello que se cree que las poblaciones que consumen el cacao puro son las que más se benefician de sus propiedades.  En los indios Kuma de Panamá (grandes consumidores de cacao) por ejemplo, se apreció un significativo descenso de patologías cardiovasculares, cáncer, demencias y otras enfermedades occidentales. Aunque hemos repetido hasta la saciedad que correlación no es causalidad este sería un buen motor para el diseño de buenos estudios clínicos que diluciden exactamente los beneficios objetivables que tiene el chocolate sobre nuestra salud. 

¿Quieres un entrenamiento tan bueno como el chocolate?

Caracteristícas básicas y recomendaciones

El chocolate es un alimento cómodo de mantener porque tiene un tiempo de caducidad sin conservantes bastante largo debido a que sus altos niveles de antioxidantes actúan como microbicidas protegiendo a la planta de cacao silvestre y a su semilla el cacao. 

Evita la mezcla con leche (las proteínas de la leche interfieren con el potencial efecto saludable de los antioxidantes del cacao) o azúcar ( lo transforma de un alimento a un producto adictivo y disruptor de tu metabolismo)

Que el chocolate negro no tenga leche ni azúcar no significa que sea la mejor opción per sé. Además de verificar que tu chocolate no tenga ninguno de los dos ingredientes mencionados, también debes comprobar que contenga un alto nivel de cacao, ¿por qué? Pues como los beneficios del chocolate provienen del cacao, a menor cantidad de este, menores beneficios. Cuidado que hay algunas variedades que indican ser chocolate negro pero el ingrediente principal no es el cacao, como los que oferta la marca Nestlé. Los expertos recuerdan también que las propiedades antioxidantes del cacao no siempre llegan intactas al consumidor debido a los numerosos procesos industriales al que es sometido hasta llegar a nuestro paladar, por lo que si encontramos más cacao en el producto, mejor. Así entonces debemos de buscar en la etiqueta el porcentaje de cacao sólido y no de manteca de cacao.

En definitiva es recomendable que el chocolate presente más de 85%, aunque esto lo haga más amargo y ciertamente menos agradable en un inicio. Cuando empecé a consumir chocolate negro o amargo probé el de 70% hasta que mi paladar se fue acostumbrando y luego incrementé la concentración de cacao hasta llegar al 90%.

¿Por qué comer el chocolate lo más puro posible?

Los mesoamericanos, que consumían bebidas de chocolate desde 1600 a.C, gozaban de todas las propiedades de este alimento porque lo consumían solo combinado con chile o con algunas especias de la región. No fue hasta 1600 que en Europa se popularizó el consumo de chocolate con azúcar en las cortes europeas debido a que los cultivos de cacao y de caña de azúcar se popularizaron tanto en las grandes extensiones de nuevas plantaciones en México y en Brasil respectivamente.

Es a partir de estas adulteraciones que el chocolate deja de ser un alimento recomendado.

Los chocolates más vendidos en el mundo son procesados con azúcar para otorgarle un sabor agradablemente dulce pero también lo hace mucho más perjudicial (sobre el tema del azúcar, Marcos de Fitness Revolucionario te lo puede explicar bien en este artículo).

Además, solo nos falta juntar a la accesibilidad y disponibilidad de un producto muy lujoso y que se consumía esporádicamente y sus propiedades estimulantes con azúcar a altas dosis. De esta manera solo conseguimos que un producto nutritivo y hasta beneficioso en su justa medida se vuelva altamente adictivo y se haya   ganado el primer lugar entre los alimentos más adictivos y los que tienen una mayor concentración calórica (si quieres saber cuánto puedes clicar aquí).

Beneficios de comer chocolate (negro)

Esto no sería una autentica guía sin un listado de los beneficios de consumir este alimento. Si eres un fanático del chocolate como yo, aquí te dejo unas cuantas “excusas de las buenas” para que justifiques su consumo. Un excelente argumento (aunque que quede entre tu y yo de poca validez científica) es la correlación existente entre la cantidad de chocolate que se consume en un país y la cantidad de ganadores del Premio Nobel que nacieron allí. Esta investigación publicada la New England Journal of Medicine, el cardiólogo Franz H. Messerli pone un ejemplo por demás interesante: Suiza es el país que más chocolate consume y en el que más galardones hay per cápita. Aunque el estudio existe y yo no defallezco en el consumo, llamadme escéptico pero dudo que me gane  un premio Nóbel en diez años.  Si con esto no tenéis suficiente, aquí teneis un listado de los principales beneficios del consumo de chocolate: 

Reduce problemas en el corazón

Y no, no hablamos de infortunios amorosos. El cacao de buena calidad tiene efectos beneficiosos sobre el aparato circulatorio, como reducir la presión arterial, mejorar la circulación sanguínea y ayudar con la inflamaciones. Ayudan a prevenir las enfermedades cardíacas y problemas cerebrovasculares como indica estudio que tras analizar a más de 114.000 personas, encontró que aquellos que comían más chocolate tenían 37% menos de posibilidades de sufrir una enfermedad coronaria y un 29% menos de probabilidades de tener un accidente cerebrovascular.

Es bueno para tu cerebro

Acorde a una investigación publicada en el Journal of Nutrition, los que consumen alimentos ricos en flavonoides como el chocolate, té y vino tendrían un mayor rendimiento cognitivo. Importante sobre todo porque este estudio se realizó entre poblaciones mayores a 70 años y se concluyó que los flavonoides favorecen tanto la respuesta cognitiva así como a mantener en mejores condiciones el cerebro a través de los años.

Protege el hígado

Consumir chocolate negro que contenga como mínimo un 80 por ciento de cacao puro mejora el flujo de sangre en el hígado previniendo daños en este órgano vital. Esto será difícil de creer para aquellos glotones que han sufrido las consecuencias de comer chocolate en exceso.

Aumenta el colesterol

Deja de asustarte cada vez que lees la palabra colesterol, ya te hemos explicado en este artículo cómo entender el colesterol. Una sustancia química llamada polifenol, presente en el chocolate negro, podría mejorar los niveles de colesterol bueno. Entre otros componentes, el ácido esteárico y ácido oleico están relacionados con el colesterol, el ácido esteárico es una grasa saturada, pero no eleva los niveles de colesterol en sangre, y el ácido oleico es una grasa mono insaturada, no eleva el colesterol y puede incluso reducirlo.

No, no engorda

Aunque a primera vista pueda parecer demasiado bueno para ser verdad, pues es demasiado verdad y es bueno. Según este estudio de la University of California se analizó la dieta de grupos poblacionales en Estados Unidos y se comprobó que los que tenían un consumo semanal de chocolate igual o mayor a dos veces por semana eran más delgadas que los que no lo consumían o lo hacían esporádicamente. A pesar de que el chocolate contiene un gran número de calorías, también posee ingredientes que pueden favorecer la pérdida de peso en lugar de sintetizar los ácidos grasos. Y sobretodo recuerda que ningún alimento engorda, el que engorda eres tú. 

Cuida la piel

La verdad es que todos hemos temido comer algunos productos ante la advertencia de nuestras madres de que nos darían caries y nos llenarían el rostro de barritos. Sin embargo, según demuestra este estudio, el chocolate negro posee propiedades que protegen la piel de los rayos ultravioletas. Es importante mencionar que a menor cantidad de cacao o de un proceso demasiado largo para producir el chocolate, esta cualidad no existe.

Mejora el ánimo

Lo de no engordar no te lo creías, ¿no?. Pues de que mejora el ánimo seguro que estás convencido. Yo compruebo esto semanalmente cuando he tenido un enfado, comer un poco de chocolate negro me hace sentir bien y con más energía. Hernán Cortés en una de sus cartas al Emperador Carlos V decía que: “una sola taza de esta bebida fortalece tanto al soldado que puede caminar todo el día sin necesidad de tomar ningún otro alimento”. Esto se debe a la liberación de endorfinas y serotonina, la primera de ellas es conocida como la hormona de felicidad por la sensación de bienestar que concede, el segundo es un neurotransmisor que entre sus funciones se encarga de regular la ansiedad en el organismo.

Es un antioxidante natural

Los componentes del chocolate que lo convierten en un antioxidante para el organismo son las vitaminas A, C, D, E, B1, B2, fósforo, potasio, calcio y magnesio, un cóctel bastante efectivo contra el envejecimiento celular, uno de los efectos de los radicales libres.

Disfruta de 12 sesiones del programa creado por especialistas en deporte y nutrición.

Guía del chocolate: ¿cuánto debo comer?

Antes de decirte cuánto chocolate debes comer, te doy un par de recomendaciones:

Modérate

Este es uno de los casos en que la frase “menos es más” puede aplicar. Como hemos visto el chocolate debería ser un lujo un placer esporádico. Consumirlo diariamente nos  puede llevar a engancharnos a su consumo.. Un excesivo consumo de una sola vez puede producir vómitos, náuseas y otros síntomas gastrointestinales en personas con problemas en la digestión o sensibles a alguno de sus componentes. Por ejemplo, los niños son más propensos a presentar reacciones negativas al chocolate negro por lo que comerlo con moderación es altamente recomendable. Recuerda también que si padeces histaminosis alimentaria deberías evitarlo por completo

Inclúyelo en unos hábitos de vida saludables

La verdad es que no existen ni superalimentos  ni panaceas. Por muchos antioxidantes que tenga el chocolate estos no aportan ningún beneficio si no se consumen dentro de un marco de unos hábitos saludables. Así que sigue nuestros siete consejos para estar sano y disfruta así sí de los beneficios del chocolate. 

Experimenta:

Cómete a veces el chocolate cual hombre de las cavernas con hambre feroz y de un bocado para obtener un placer intenso y rápido. Otros días disfruta de su sabor y de una de sus mejores características, que se derrita lentamente en tu boca sintiendo el sabor durante más tiempo. También puedes combinarlo con algunas frutas para hacer un contraste de sabores que se complementen, particularmente recomiendo los cítricos como la naranja.

Y, para terminar, la respuesta, lo ideal para disfrutar de sus beneficios y no pasarte de la raya es entre 20 o 30 gramos diarios si eres una persona con una actividad diaria alta y vives en movimiento como siempre te recomendamos. Si eres una persona sedentaria y quieres saber cuánto chocolate debes comer, no te lo diremos, preferimos motivarte a que hagas ejercicio y que comas chocolate como un premio a ti mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    1. Hola Ana,
      en realidad muchos productos son acidificantes si se consumen en exceso.
      En general, yo no recomendaría comer más de lo sugerido en el artículo por más razones que solo la acidificación.

  1. Muy señores mios. Me asalta una pregunta tras leer el articulo.¿El consumo de chocolate puro 96% puede desencadenar migraña? Y en el caso de que la desencadene por no estar acostumbrado a este alimento ¿podria revertirse la situacion y dejar de producirte dolor de cabeza al tiempo de consumirlo diariamente?

    1. PArece que en ciertas personas el consumo de aminas biógenas puede desencadenar un proceso migrañoso aunque no esta claro del todo. En los casos que así sea dependerá mucho de cada uno si el cuerpo pueda adaptarse o su disminución en la encima que degrada las aminas DAO es genético.

  2. Como curiosidad, los científicos tuvieron en cuenta la relación entre el cacao y la divinidad al bautizar a la teobromina, sustancia presente y mencionada en el artículo. Está compuesta por las palabras de origen griego Theos (dios) y Bromos (bebida, líquido), es decir: la bebida de los dioses, muy alejada, por cierto, de ese engendro en forma de azúcar marrón que nos venden como nesquick o colacao.