3 razones para hacer ejercicio durante el embarazo

Durante muchos posts hemos comentado la importancia, mejor dicho la necesidad, de movernos para poder estar sanos.  Una de las preguntas más recurrentes que recibimos es si esta premisa es extrapolable a todas las etapa de la vida. Así que hemos invitado a una de los referentes nacionales en el tema, Irene Fernandez para que nos aclare las dudas al respecto. Espero que lo disfrutéis.

¿Se puede hacer ejercicio durante el embarazo?

¿Que beneficio tiene el ejercicio durante el embarazo?

¿Existe algún riesgo?

¿Hay evidencias científicas que demuestren que es sano hacer ejercicio durante el embarazo?

Estas son preguntas que muchas mujeres (y hombres) se hacen en los primeros pasos hacia la maternidad. A continuación expondremos los resultados de varios meta-análisis, con el objetivo de despejar dudas y llegar a una conclusión sobre este tema tan discutido.

3 razones para hacer ejercicio durante el embarazo

1. El ejercicio es bueno y no tiene efectos negativos

Kramer y McDonald, 2006, combinaron en su revisión los resultados de 14 ensayos controlados y aleatorios, en los que compararon la práctica de ejercicio en mujeres embarazadas con el riesgo de parto prematuro. En su estudio analizaron el resultado en mujeres que practicaban ejercicio moderado durante al menos 30 minutos, dos veces por semana. La conclusión a la que llegaron es que el ejercicio aeróbico regular durante el embarazo mantiene y/o mejora la condición física en las mujeres embarazadas.

Además, concluyeron que el ejercicio probablemente no tiene ningún efecto sobre el parto prematuro.

Incluso, con las nuevas investigaciones, se sabe que la actividad física es preventiva durante el embarazo.

Por lo que, si quieres un plan de entrenamiento especializado para embarazadas, con seguimiento semana a semana hasta el pre-parto, te recomiendo el programa Mamás en Forma al que puedes acceder aquí:

Descubrir Mamás en Forma

2. Efecto del ejercicio sobre el peso durante el embarazo

En otro meta-análisis se analizan 12 ensayos controlados aleatorios con 1073 mujeres embarazadas de bajo riesgo para determinar si el ejercicio durante el embarazo previene el aumento excesivo de peso (Streuling et al., 2011). La calidad de los estudios es mixta, algunos son de buena calidad científica y otros no tanto. Las mujeres participaron en rutinas de ejercicios que iban desde 20 hasta 60 minutos por sesión, con al menos 3 sesiones por semana, comenzando en el primer o segundo trimestre y hasta el parto.

Los ejercicios que se pautaron eran de tipo aeróbico y de fortalecimiento muscular. Los autores encontraron que las mujeres que hacían ejercicio durante el embarazo ganaron menos peso durante el embarazo. Este es un hallazgo importante, ya que subir demasiado de peso durante el embarazo puede aumentar el riesgo de un gran tamaño infantil, dificultad para perder el peso ganado después del parto y el riesgo de que el bebé en su vida adulta desarrolle enfermedades metabólicas. Aunque el efecto del ejercicio sobre el aumento de peso fue significativo, es clínicamente pequeño. En promedio, las mujeres que hacían ejercicio ganaron 1,3 libras (0,6 kilos) menos que las mujeres que no hacían ejercicio. Sin embargo, los autores señalan que aunque esto puede parecer un efecto pequeño en las mujeres a nivel individual, podría tener implicaciones importantes a nivel general en la población de mujeres embarazadas.

3. Ejercicio y diabetes

Y por último, quisiera comentar otro meta-análisis, el de Tobias et al. (2011), que combinaron los resultados de 8 estudios examinando la relación entre el ejercicio (antes o durante el embarazo temprano) y el riesgo de desarrollar diabetes gestacional en casi 35.000 mujeres. Incluyeron estudios asignados al azar, ensayos controlados y estudios de observación. Y, ¿cuál fue el resultado?

La actividad física regular antes de quedar embarazada reduce el riesgo de diabetes gestacional… ¡¡¡en un 55%!!! Y por si fuera poco, ejercicio durante el embarazo temprano disminuye el riesgo de diabetes gestacional en un 24% (Tobias, Zhang et al. 2011).

👉 Empieza con el primer programa de entrenamiento pre-natal. Un cuerpo fuerte se recupera más rápido del parto.

Descubrir Mamás en Forma

Conclusión: ejercicio y embarazo van bien juntos

Podemos concluir que el ejercicio durante el embarazo mantiene o mejora la condición física y ayuda a reducir el riesgo de aumento excesivo de peso durante el embarazo. El ejercicio durante el embarazo temprano reduce el riesgo de diabetes gestacional.

Y lo más convincente de todo es que practicar ejercicio antes de quedar embarazada reduce el riesgo de diabetes gestacional a la mitad.

Contraindicaciones de hacer ejercicio durante el embarazo

Es importante recordar que existen contraindicaciones para la práctica de ejercicio físico en determinadas situaciones gestacionales. El Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG), en su guía, explica además cuáles son las señales de alerta que, en caso de producirse, deben consultarse de inmediato con el médico para asegurarse de que el embarazo sigue su curso sin complicaciones.

La otra opción es tener un entrenamiento especializado y que evolucione según las semanas de embarazo que tengas. Si quieres saber cuál es el que yo sugiero personalmente, es el programa Mamás en Forma de Kaisa Tuominem, que lo puedes encontrar aquí:

Descubrir Mamás en Forma

Referencias

1.Kramer, M. S. and S. W. McDonald (2006). “Aerobic exercise for women during pregnancy.” Cochrane Database Syst Rev(3): CD000180.

2.Streuling, I., A. Beyerlein, et al. (2011). “Physical activity and gestational weight gain: a meta-analysis of intervention trials.” BJOG 118(3): 278-284.

3.Tobias, D. K., C. Zhang, et al. (2011). “Physical activity before and during pregnancy and risk of gestational diabetes mellitus: a meta-analysis.” Diabetes Care 34(1): 223-229.

Para más información sobre el tema podéis visitar la web de la autora: www.fisiofitwoman.com

Néstor Sánchez

Néstor Sánchez Férez

Amante de la fisiología humana, el entrenamiento y más, Néstor, co-fundó Mammoth Hunters después de ayudar a Oriol mejorar su rendimiento deportivo y salud. Es un nutricionista clínico, entrenador y terapeuta. Además de Mammoth Hunters Néstor tiene una clínica donde ayuda a centenares de personas a estar más sanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Hola a todos, soy Cristina Nuez, psicóloga y conocedora de esta web y sus propuestas desde hace poco tiempo.
    He leído hoy este artículo de las razones para hacer ejercicio durante el embarazo y aunque mi especialidad dentro de la psicología no es ésta y por lo tanto no conozco estudios que avalen mi comentario, quería añadir que además de esos tres beneficios de los que habláis, está el bienestar psicólogico que aporta el ejercicio, en cualquier etapa de la vida y creo que es otra buena razón para hacer ejercicio durante el embarazo.

    1. Cristina
      Tienes toda la razón. A título personal y sin representar a Mammoth Hunters puedo decir que mi mujer mantuvo un nivel de actividad física muy alto durante el embarazo y esto conllevó que estuviera más contenta, más energética, evitó que padeciera de ningún problema de salud.
      El resultado fué un parto rápido y fácil y una recuperación increíble. Hace solo 5 meses que nació nuestro hijo y ella ya está en plena forma y tampoco ha padecido ningún problema post parto ni físico ni emocional.
      No se si todo es gracias a la nutrición y el ejercicio pero algo seguro que han ayudado

    2. Hola Cristina. Soy Irene Fernández, autora del post, co-fundadora y directora de FisioFit Woman. Me encanta leer lo que comentas. De hecho, estamos preparando un post sobre los beneficios emocionales que aporta la actividad física en la mujer embarazada!!! Gracias de nuevo Cristina!!!!

Mantente en forma y prepárate para ser una súper mamá