Flexiones

Túmbate boca abajo con las palmas apoyadas en el suelo a la altura del pecho. Desde aquí impúlsate con las manos para elevar el tronco manteniendo el cuerpo alineado y paralelo al suelo.

Cuenta una repetición por flexión.

Ten en cuenta:

– Mirada al frente.
– Tu cuerpo debe estar en completa línea recta.
– El pecho debe conectar con el suelo.

Ejercicio alternativo:

– Flexión con rodillas