Zumos verdes: ventajas y desventajas

zumos_verdes_ventajas_y_desventajas

Desde hace unos años la industria de los productos naturales nos venden periódicamente una nueva panacea. Hace un tiempo eran las bayas de goji, de hecho o consumías bayas de goji o contraías todo tipo de enfermedades. También hemos pasado por la época stevia, magnesio, y otros tantos productos. Actualmente la moda son los zumos verdes. Dentro de cada una de estas modas, existe algo de cierto y algo, por supuesto, de necesidad del mercado por vender. Hoy revisaremos los pros y los cons de esta nueva moda.

¿Qué son los zumos verdes?

El zumo es el proceso por el que se extrae el agua y los nutrientes de una fruta o verdura y se descarta la fibra. Por lo que no debe confundirse con batidos o smoothies.

En general para considerarlo “zumo verde” debe estar compuesto por un 80-85% de verduras y solo un 15-20% de frutas.

¿Qué beneficios nos aporta?

No contiene fibra

Ante la falta de fibra, el sistema digestivo no tiene que trabajar tanto para digerir los alimentos y te ahorras parte de la fibra fermentable que en algunas personas produce malestar (revisar aquí)

Aporta macronutrientes

Las verduras de hoja verde entre otras cosas aportan los siguientes micronutrientes:

    1. Magnesio: Más de 300 procesos fisiológicos corporales requieren de magnesio, entre ellos la producción de energía
    2. Calcio: Necesario no solo para la estructura ósea si no también para la contracción muscular o la transmisión nerviosa.
    3. Manganeso: Indispensable para la nueva salud de nuestras mitocondrias
    4. Folatos: Clave como todos conocéis para el desarrollo del Bebe. También para evitar niveles altos de homocisteína la cual se asocia a problemas cardiovasculares. A su vez viene presentado en las hojas verdes como metilfolato, la forma que más fácil absorbemos el ácido fólico los humanos.
    5. Betaína: Como el folato, disminuye los niveles de homocisteína. También tiene un papel importante en los procesos de detox hepáticos.

Evita el sabor de las verduras

Para muchas personas que no toleran el sabor de las verduras o están en una transición hacia una alimentación más verde, es la única manera de consumirlas.

Todo en un solo vaso

Cuando quieres usar la nutrición como medicamento, a veces es complicado que la persona pueda consumir todos los nutrientes necesarios a la vez. En los zumos verdes, al extraer la fibra puedes añadir gran cantidad de alimentos y que todos quepan en un vaso. Es por ello que encuentras múltiples propuestas de zumos detox, zumos antiaging o zumos adelgazantes…

No hay calor en su preparación

En el proceso de exprimido para hacer un zumo verde no se genera calor, por lo que ciertos nutrientes se preservan mejor que bajo el proceso de cocción.

Completa tu primer entrenamiento y obtén 11 sesiones gratuitas para ver resultados en corto tiempo

¿Cuáles son sus desventajas?

Como se suele decir nuestros defectos son nuestras virtudes y nuestras virtudes son nuestros defectos.

Así, muchas de las características que señalábamos como beneficiosas en los zumos verdes se nos pueden volver en nuestra contra, por ejemplo:

  1. La masticación es el inicio del proceso digestivo, saltártela con asiduidad no suele ser recomendable, como hemos mencionado en varios artículos, la adaptación suele ir de la mano con la pérdida de funcionalidad.
  2. El zumo no deja de ser un proceso de refinamiento, convirtiendo un alimento en un producto. Así, la ausencia de fibra que comentábamos aunque permite concentrar muchos alimentos, puede acarrear un exceso de consumo de glucosa y fructosa. Y con ello, ciertos desórdenes metabólicos. Es de especial mención el excesivo consumo de fructosa. Si no vigilamos con los ingredientes, en un zumo podemos consumir tranquilamente 4 piezas de fruta. Se sabe que el consumo excesivo de fructosa es la autopista para el desarrollo de un hígado graso. Por tanto puedes estar tomando un zumo detox y en vez de ayudar, perjudicar a tu hígado.
  3. La ausencia de fibra y su fácil digestión hace que aunque al momento de consumirlos nos quedemos saciados y poco tiempo después tengamos de nuevo hambre.
  4. Al desechar la fibra perdemos todo el efecto prebiótico de la fruta y la verdura
  5. Para obtener todo el potencial beneficioso de los zumos verdes, requerimos de  máquinas muy caras.

Conclusiones

  1. Si comes una alimentación variada en alimentos y colores no tienes porqué añadir zumos verdes a tu alimentación.
  2. Los zumos están especialmente indicados para personas con problemas en digerir la fibra o que no toleran el gusto de las verduras
  3. Su beneficio o su efecto dependerá mucho de su contenido. La manera de procesarlo, la calidad del alimento y las verduras que uses determinarán su efecto. No olvides la regla de 80-85% de verduras y solo en un 15-20% de frutas.
  4. Dentro de las diferentes modas en alimentación y aunque en general preferimos alimentos que productos, romperemos una lanza a favor de los zumos. Si no es la única manera en la que se se consume la verdura puede ser una buena alternativa o una herramienta terapéutica eficaz.

Bonus track

zumos verdes

Zumo verde isotónico para hidratarte en épocas de mucho calor.

Ingredientes

100 ml Agua de mar embotellada

½ Vaso de agua

1 Pepino con cáscara

1 Ramita de apio

1 Ajo crudo

1 Zanahoria

½ Manzana

Preparación

1.- Lavar muy bien el pepino, partirlo y retirar las semillas.

2.- Pasar todas las verduras por el extractor hasta que la consistencia del zumo sea completamente líquida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *