Inflamación: ¿Inhibirla o acompañarla?

Después de la entrevista realizada con Marcos de fitnessrevolucionario, caí en la cuenta que aún no habíamos hablado concretamente sobre todo el proceso inflamatorio. Así que me puse manos a la obra y os he preparado 3 posts diferentes. El primero, (el que sigue) hablará sobre la inflamación tratando las diferentes innovaciones pero de manera genérica. En el segundo comentaremos un tema controvertido, la aplicación del hielo en las lesiones deportivas y por último comentaremos diferentes intervenciones concretas que nos puedan ayudar a solucionar correctamente una inflamación.

Inflamación, ¿Inhibirla o acompañarla?:

Cada vez tenemos más claro que el denominador común de la mayor parte de las patologías que sufren las sociedades occidentales es la inflamación.

La inflamación es un proceso vital generado en respuesta a un daño o una infección que comprende una secuencia de eventos programados desde la alarma a la recuperación.

La inflamación esta diseñada para limitar las invasiones y el daño tras una herida. Este proceso fue vital para la supervivencia del homo sapiens en un entorno sin medicación antibiótica específica.

Recientemente, se ha descubierto que la inflamación es un proceso autorregulado y controlado del sistema inmunitario. Este proceso fue definido por Charles Serhan como Resoleomics.

Serhan y sus colaboradores introducen este término para describir de manera brillante como la inflamación es ejecutada y controlada por el sistema inmune innato y regulado por el sistema nervioso simpático y el eje hipotálamo-pituitaria-adrenal.

Fases proceso inflamatorio:

  1. Inflamación: Eicosanoides proinflamatorios como leucotrienos y prosgtaglandinas, inician la respuesta inflamatoria.
  2. Proliferación: Cuando los niveles de prostaglandinas (PGE2 y/o PGD2) llegan a un determinado nivel y son similares a los de Leuctrinos B4, se produce un cambio en el tipo de producción de eicosanoides. A partir de aquí inducimos la producción de sustancias altamente antinflamatorias y encargadas de la resolución del proceso: las lipoxinas y las resolvinas.
  3. Remodelación: Esta fase inicia cuando las señales de stop se activan. Esto ocurre cuando un numero suficiente de mediadores anti-inflamatorios como las lipoxinas son capaces de parar la respuesta proinflamatoria de la fase inicial. Las lipoxinas son capaces de inhibir la infiltración de las células citotóxicas (neutrófilos) del sistema inmune innato e inducir la actividad fagocitaria de los macrófagos para limpiar los restos del proceso.

La producción de todos éstos mediadores tanto proinflamatorios como antinflamatorios son producidos a partir de las grasas polinsaturadas: ácido araquidónico (AA), ácido eicosapentanoico (EPA) y ácido docohexanoico (DHA).

Mediadores de la inflamación

Conclusiones extraídas tras el conocimiento de las lipoxinas y resolvinas:

Del descubrimiento de éstos nuevos mediadores de la inflamación como las lipoxinas y las resolvinas podemos concluir que:

  1. La inflamación es un proceso altamente pulido por la propia selección natural  y muy efectivo (La verdad mal que nos pese a los terapeutas en general el cuerpos se cura solo).
  1. La resolución de una inflamación es un proceso activo estimulado por mediadiores químicos endógenos y no un estadio al que se llega por las simple disipación de las sustancias proinflamatorias como se creía antes. Por tanto, el cuerpo presenta patrones programados de vuelta a la homeostasis altamente seleccionados.

Bien, si entendemos esto, la gran pregunta es: ¿si el cuerpo tiene las herramientas para resolver un proceso inflamatorio como es que estos se perpetúan?

Causantes principales de la perpetuación de las inflamaciones:

1) Factores nutricionales:

Los cambios dramáticos en la composición de la dieta desde la revolución agrícola (hace unos 10.000 años) y, en mayor medida, desde la revolución industrial (hace 200 años) que tanto hemos comentado en post anteriores, también afectan a la capacidad para resolver una inflamación. Cambios como por ejemplo:

  • Un aumento en la proporción de ácidos omega 6 / omega 3 grasos.
  • Un alto consumo carbohidratos refinados.
  • La introducción de ácidos grasos trans producidos industrialmente.
  • Una menor ingesta de vitaminas D y K.
  • Una ingesta desequilibrada de antioxidantes.
  • El alto consumo de anti-nutrientes (por ejemplo lectinas, saponinas).

2) Exceso de medicación:

La medicación antinflamatoria actual basada principalmente en la inhibición de la producción de prostaglandians proinflamatorias es capaz de disminuir los síntomas de la propia inflamación pero en ningún caso ayudar en la remisión completa de la misma. Si entendemos que una buena respuesta inflamatoria es necesaria para la inducción de las sustancias antinflamatorias, debemos cambiar el objetivo de nuestra intervención acompañando el proceso en vez de frenándolo.

3) La aplicación de hielo

El tema del hielo es bastante controvertido. Realmente no existen evidencias suficientes para poder generar una recomendación sobre hielo sí o hielo no. Puesto que en un post anterior expliqué que en mí mismo y mis pacientes no recomiendo su uso. Dedicaré un post más adelante a reflexionar sobre el tema.

4) Estrés crónico:

Un estrés de larga duración ya sea químico, psicoemocional o metabólico, reduce la capacidad de generar una buena respuesta de estrés agudo cuando es requerido.

Una respuesta inflamatoria sub-óptima como consecuencia de un estrés crónico impide un cambio fluido de una fase inflamatoria a una fase resolutiva, puesto que éste proceso es mediado también por el sistema nervioso gracias a una potente reacción adrenérgica inicial que unas suprarrenales agotadas no pueden realizar y de una segunda ola hormonal con unos niveles de cortisol adecuados. Cuando la fase inicial se alarga pueden producirse daños secundarios en tejidos vecinos a la lesión por la no inactivación a tiempo de las células citotóxicas.

Soluciones:

Que deberíamos hacer por tanto para poder resolver correctamente los procesos inflamatorios que nos aparezcan? Pues básicamente debemos entender que en condiciones normales el cuerpo tiene los recurso para resolver el proceso y por tanto ya hacemos mucho no boicoteándolo. Y que quiere decir en condiciones normales me preguntareis? Pues para el ser humano es vivir en coherencia con su fisiología y por tanto com explicamos en un post anterior se trataría básicamente de:

  • Comer básandos en las premisas de la medicina evolutiva y dándole protagonismo al consumo de ácidos grasos polinsaturados.
  • Movernos de manera variada, divertida y con el estómago vacío. Recuerda que el cuerpo depende de la sustancias antinflamatorias que produce el músculo para su correcto funcionamiento
  • Tomar el sol
  • Dormir las horas suficientes
  • Mantener contacto con la naturaleza
  • Dejar algo de tiempo para no hacer nada.

Existen también intervenciones más específicas para los momentos concretos dónde justo nos hemos lesionado. No os preocupéis que como he comentado en la introducción, también estoy preparando un post específico sobre ello.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Hola! Muy bueno el post. Muchas gracias por compartir esta información!
    Tengo una consulta. Enmarcarías al bruxismo dentro del espectro de las inflamaciones? Alguna recomendación en particular?
    Desde ya muchas gracias.
    Saludos desde Argentina!

    1. Hola Dario,
      el bruxismo no es una inflamación pero puede generar inflamaciones en los músculos de la mandíbula y en las articulaciones, así como dolor en los oídos. En este caso, por ejemplo, daría un paso más atrás y no hablaría de la inflamación sino de por qué se está generando el bruxismo.
      Se sabe que las dos causas más comunes son un mal posicionamiento de los dientes o mandíbula y el stress. Lo primero puedes verlo con un especialista, lo segundo depende de tu estilo de vida y esto es un término muy amplio. El stress de por sí se puede generar de muchas maneras y es una forma que tiene tu cuerpo de estar en alerta, pero estar en alerta durante tanto tiempo desgasta el organismo. Hay muchas formas de generar el stress, con la alimentación si consumes muchos antinutrientes, con el trabajo si la presión es mucha, los agentes contaminantes en el ambiente, etc.
      Yo te recomendaría en este caso no centrarse en la inflamación sino centrarnos en el bruxismo, la inflamación desaparecerá si desaparece la causa.

  2. Hola…..10 meses después,cuando la leo…me uno a la discusión, que por supuesto no es disputa de egos de saber, respecto al tema del Hielo, sino crear un diálogo constructivo.
    Muy buenos los razonamientos del post y conociendo la Resoleomica, y otras visiones de investigación, sobre la que se basan estudios actuales que apoyan las medicaciones de Biorreguladores, me gustaría añadir, dos aspectos.
    1.- La Respuesta inflamatoria en nuestras Sociedades, en general se ha modificado y es verdad que la dieta tiene un alto nivel de responsabilidad en ello y por eso no podemos establecer los mismos criterios para todos los procesos inflamatorios y por desgracia para todas las personas, al menos mientras se mantengan en esas dinámicas que favorecen que la respuesta adáptativa y regeneradora del organismo no mejore en cada individuo, al menos un poco. Porque además él sedentarismo es otro responsable también.
    2.- No podemos olvidar que en todas las reacciones del organismo hay un gran motor que es el sistema vegetativo, muy manido pero no tan conocido, en su capacidad de integración-respuesta individual. Y sinceramente aquí es donde creo que falta un pequeño nexo para entender que desde la vivencia percibida por el cuerpo es donde entra este gran hacedor (Sistema Nervioso Vegetativo), para regular el inicio de respuesta, porque como sabemos en el mundo del deporte y la salud, la regeneración se guía siempre desde el proceso vagotónico, es decir, no en la fase de estrés (agresión, sobrecarga excesiva, etc), sino en el periodo posterior, como conoceremos por la literatura científica más moderna y por otro lado más clásica.
    Aquí es donde para mí entra el papel del hielo en ciertas actuaciones, ante ciertos impactos al organismo, porque creo que hay un mal concepto de base: “no se trata de aplicar hielo sólo”. Es fundamental que el periodo entre la “agresión” y la aplicación de hielo haya un Sandwich temporal, es decir, pase el mínimo tiempo posible y eso no son 5 minutos, sino segundos, porque es en ese impass temporal donde el sistema vegetativo marca la diferencia en su efectividad en activar procesos de regeneración válidos. Por supuesto el hielo artificial no tiene el mismo valor que las bolsas de gel frío o las bolsas de activación, por una sencilla razón de fondo. El hielo que debemos saber todos que se mueve en un rango de radiación, no cesa mientras se aplica mientras que el resto pierde fuerza, además de no tener esa cualidad.
    Por otro lado la vivencia del organismo ante el mismo impacto puede tener respuestas muy diferentes en el mismo sujeto según sus circunstancias y eso también viene marcado por el sistema vegetativo, como ya en sus estudios afinó en sus últimos años Selye ( padre del concepto de estrés con sus investigaciones).
    Por eso, de base yo sí soy partidario del “HIELO” puro o equipos de CO que aportan frío que moviliza la respuesta del vegetativo. Por supuesto conociendo que la aplicación más exitosa para la recuperación tiene sus tiempos y que la regulación de los estudios de Selye, junto con otros como la Resoleomica aportan sentido a la actuación y a los tiempos de regeneración posterior, unido a una buena estrategia posterior.
    Para mí , que he vivido el mundo en y para el deporte de alta competición y sigo en ese medio y en el estudio de las corrientes ortodoxas y Biológicas (a las que me uno profundamente), tenemos un campo amplio para seguir actuando y discutiendo para mejorar y conseguir devolver al ser humano la capacidad de adaptación y mejora evolutiva que nos debe corresponder, asumiendo que no siempre se puede llevar a cabo con todos y que hay que valorar las situaciones y las actuaciones para esa pauta que aportáis y que comparto, sin olvidar lo que la física cuántica, expresa cuando dice que hay mil mundos, pero están, aquí-ahora, en éste, en él que nos movemos y sólo a veces, nos paramos a ver en profundidad.
    Gracias y perdón por la extensión.
    Espero que no haya sido muy densa, y aporte datos para seguir esa evolución que tiene millones de años y sigue enseñándonos.

  3. Buenos días Néstor,
    Enhorabuena por este blog tan interesante.
    Estoy muy interesado en el tratamiento de la inflamación mediante el uso de termoterapia.
    ¿Dispondrías de bibliografía al respecto?
    Muchas gracias

    1. Salud Jaime, sobre que tema en concreto deseas bibliografía aplicación de frío o calor. YA te anticipo que aunque existe algo no hay muchas publicaciones

  4. Concozco a dos chicas con bursitis en la cadera. El médico les dice que eso es crónico y que no se muevan. Tienen 23 años! Alguna recomendación? Algún tipo de ejercicio? Donde podría saber más al respecto?
    Gracias y enhorabuena por vuestro trabajo, estoy entrenando con vuestra app 🙂

    1. Salud Xabi,
      Disminuir el ambiente inflamatorio y consumir alimentos que facilitan la resolución de la inflamación son las prescripciones generales que te podría dar. Para concretar más debería conocer cada uno de los casos.
      Espero que estés disfrutando con la app.

  5. Buenos tardes Nestor:
    Como siempre no dejas de impresionarme con tus sabiduria y buen hacer.
    Tengo una propuesta para ti. Podrias hablar en algun post no muy lejano, de la GRIPE. Ya que yo la acabo de pasar y lo estoy pasando fatal. A eso si no me he tomado ni un solo medicamento por ahora.
    Gracias.
    Salu2.

    1. Hola! Yo llevo 2 uno antes de Navidad con tos y otro la semana pasada con mocos y he alucinado de lo bien que lo he llevado y lo bien que lo he llevado. Desde septiembre tomó todas todas las mañanas una infusión de limón exprimido, jengibre rallado, una cucharadita de miel y medio badoo de agua caliente. Cuando me he puesto enferma o lo único que hecho es añadir a la infusión tomillo y he tomado ajo crudo en ayunas.
      Increíble de verdad los síntomas sin los mismos pero más o lleves y mocos penas tuve y fiebre… Sinceramente ni lo sé pero mal estar quizás un día pero poca cosa.
      Un saludo.