Cuarto paso para mejorar tu salud: El ayuno estratégico

Este último paso es especial para aquellos que quieran aprovechan todos los conocimientos sobre metabolismo humano a su favor. Entrena tu cuerpo para que aproveche sus reservas y deja de depender de lo que ingieres. Si comes te sentirás genial, y si no comes también.

La cantidad de veces que comemos durante el día también juega un papel crucial en nuestro sistema metabólico. El primer objetivo será comer no más de tres veces al día para a continuación tratar de introducir el ayuno estratégico (saltarse una de las tres comidas).

Sentirás como eres tú quien controla la comida y no a la inversa, con el placer que ello comporta, sumado a la realización de la actividad física en ayuno como algo totalmente integrado en tu estilo de vida.

Siempre puedes contar con nosotros y  con nuestra guía de cómo empezar con el ayuno estratégico.

El protocolo que te proponemos consta de dos ventanas:

  1. Ventana de consumo de alimentos: Elije 7-8 horas al día dónde ingerir la cantidad de nutrientes recomendada
  2. Ventana regenerativa: Ayuna las 16-17 horas restantes.

Este protocolo se le conoce como 16/8  17/7, y es muy efectivo. Los beneficios principales que obtendrás son:

Beneficio 1: Control de la insulina y por lo tanto de tu peso

Los estudios muestran descensos de insulina de hasta el 70% en las primeras 24 horas.

Beneficio 2: Control de los lípidos en sangre

El ayuno intermitente reduce el nivel de triglicéridos en sangre, y ayuda a reducir el colesterol LDL; concretamente reduce las partículas pequeñas de LDL,

Beneficio 3: Aumento de la hormona de crecimiento

Varios estudios han demostrado que la hormona de crecimiento aumenta notablemente en estado de ayunas (durante las 24 horas siguientes).

Beneficio 4: Tu mente

El ayuno tiene un efecto liberador. Tu estado anímico dejará de depender de sí has comido o no.

Y además, también está demostrado que el ayuno periódico mejora la plasticidad neuronal y la resistencia a enfermedades mentales.

Beneficio 5: Impacto en el Ejercicio

Realizando este protocolo mejorarás:

  • La síntesis de las proteínas durante el entrenamiento.
  • La respuesta anabólica a los alimentos consumidos tras el ejercicio.
  • La combustión de la grasa.

Indicaciones generales:

  • Define 1 ó 2 días a la semana ( te recomendamos uno hasta que te adaptes), donde iniciarás el protocolo. Por ejemplo cena un día a las 20h y no comas hasta las 13h del día siguiente.
  • Cuando rompas el ayuno : consume proteínas y grasa, que son más saciantes. Si empiezas con carbohidratos es más fácil pasarse en las calorías que consumes.
  • Bebe muchos líquidos durante el ayuno, principalmente agua pero está permitido el té e incluso el café en cantidades moderadas.
  • ¡Ten una vida emocionante! Mucha gente utiliza inconscientemente la comida como vía de escape de una vida monótona y aburrida. Si tienes cosas interesantes con las que mantenerte ocupado, el hambre no te molestará tanto.
  • Si te cuesta subir de peso no te recomendamos ayunar con frecuencia.

Enemigos principales:

1) El carbohidrato refinado: Estos enemigos atacan generando hambre química que es muy engañosa. Comer pan, pasta, arroz o azúcares te produce una saciedad momentánea pero a las pocas horas necesitas comer algo más. Esa forma de comportarnos en picos glucémicos , nos obliga a comer a todas horas, pero no sacian un hambre real sólo para calman un ansia artificial.

Por eso la Paleodieta te ayuda a usar las grasas como fuente de energía. Comer grasas da sensación de saciedad real. Esto lo podemos comprobar en los bebés que dependiendo de la calidad y la cantidad de grasa que contenga la leche materna, tardarán más o menos tiempo en desear volver a comer.

2) Picar: Es habitual que en el proceso de transición de cinco a tres comidas al día, sea imposible resistir sin comer nada a media mañana o a media tarde. Si aparece el hambre y no puedes aguantar, toma algo de fruta ya que es con lo que le vas a generar menos trabajo a tu aparato digestivo. Si con la fruta no tienes bastante, puedes comer chocolate a partir de 75% de cacao o miel de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Estimado equipo. Gracias por tan genial información. Quiero hacerles la siguiente consulta! Llevo ya dos meses entrenando en ayunas 6/1 (6 dias ayuda, 1 descanso) me siento bien y veo que la definición en mi cuerpo a nivel muscular es mas notorio. Existe algun lado negativo en el entrenar todos los dias en ayuna?
    Gracias

    1. Hola John,
      dependiendo del entrenamiento.
      Si el entrenamiento fuera muy metabólico o si sales a correr, es mejor no hacerlo en ayunas hasta que estés acostumbrado a hacerlo con el estómago vacío.
      Mientras tanto, no hay nada malo en hacer ejercicio físico en ayunas.