Colesterol: ¿Cuántos huevos a la semana puedo comer, doctor?

La alimentación y el colesterol

En las últimas décadas, la alta prevalencia y los costes asociados a la enfermedad cardiovascular han generado un gran interés social al respecto. A su vez, los organismos oficiales han intentado minimizar los factores de riesgo vinculados a esta enfermedad, para poder revertir esta epidemia mundial.

Entre los factores de riesgo conocidos, uno de ellos ha suscitado una atención particular: los niveles del colesterol de baja densidad (LDL, del inglés Low Density Lipoprotein).

colesterol_cuantos_huevos_puedo_comer_a_la_semana_doctor

Por ejemplo, en El “Women’s Health Study”, donde se ha hecho un seguimiento medio de ocho años a las participantes, se muestra que las personas con los niveles más altos de colesterol LDL tienen notablemente mayor riesgo de eventos cardiovasculares que las que tienen niveles más bajos. Además, varios meta-análisis de estudios observacionales y diversos ensayos aleatorios controlados han concluido que una reducción en las concentraciones de colesterol LDL puede disminuir significativamente el riesgo de enfermedad coronaria y accidente cerebrovascular, así como la incidencia de mortalidad. (2, 3,4,18)

 Es por ello que, bajo la creencia de que la dieta es un determinante importante del colesterol en suero y con el objetivo de reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, la American Heart Association (AHA) ha recomendado al público consumir menos de 300 mg / día de colesterol. (12 13)

Los huevos y el colesterol

by Timothy Titus

Y es aquí donde los huevos adquieren protagonismo. Puesto que son una fuente importante de colesterol (un huevo grande puede contener al menos 210 mg), históricamente siempre se ha recomendado limitar su consumo.

 El hecho es que estas recomendaciones se han basado en presuposiciones y no en evidencias científicas, y por ello últimamente varios autores han empezado a cuestionarlas, basándose en:

  •  La sugerencia por parte de los paleo-antropólogos de que el colesterol ha estado presente en la dieta humana durante millones de años. Las fuentes incluían huevos, médula ósea y órganos. El consumo de colesterol durante el paleolítico es incierto, pero seguramente superaba las recomendaciones actuales. (5,6,7)
  •  Las múltiples funciones biológicas que cumple el colesterol en nuestro cuerpo como parte de las membranas celulares, la síntesis de hormonas esferoidales, de vitamina D, de bilis etc… (9)

El papel vital del colesterol en el metabolismo humano y el lugar bien establecido del colesterol en nuestra dieta ancestral suponen un sólido desafío teórico a la opinión de que el colesterol dietético es una amenaza para la salud humana. De hecho, es lógico pensar que estamos bien adaptados a los constituyentes de nuestra dieta nativa, exactamente de la misma forma que los carnívoros están adaptados para sobrevivir consumiendo carne y los herbívoros forraje.

Gracias a ello se ha abierto un interesante debate sobre cuáles deberían ser las recomendaciones adecuadas, y han proliferado diversos estudios al respecto. Estos estudios muestran que:

  •  Según la información reciente, no existe ninguna asociación entre el consumo de hasta un huevo al día y el riesgo cardiovascular. Al analizar subgrupos de poblaciones sí que se halla una relación positiva entre eventos cardiovasculares y consumo de huevos en pacientes diabéticos, y una disminución del riesgo de infarto hemorrágico. (7,17)
  •  En aproximadamente un 75% de la población no se observa relación alguna entre el consumo de huevos y los niveles de colesterol sanguíneos. (2,3,7,8)
  •  En el 25% de la población sensible al aumento de colesterol en la dieta, este incremento se observa tanto en el colesterol LDL como en el HDL (tanto en niños como en adultos y personas de avanzada edad). Por lo que la probabilidad de producir un trombo no aumenta.(1,8,9)
  • El consumo de huevos se asocia a un aumento de lipoproteínas LDL y HDL de gran tamaño con respecto a las de pequeño tamaño. Es bien sabido que las partículas LDL de pequeño tamaño son mucho más fácilmente oxidadas y penetran con más facilidad la barrera arterial, donde son captadas por macrófagos iniciando el proceso arteroesclerótico. (8,9, 11,15)

Conclusiones

Los huevos son una buena fuente de nutrientes importantes: nos aportan proteínas de alta calidad, carotenoides, ácidos grasos esenciales y muchas vitaminas y minerales (Vit A, E, D y K, calcio, hierro, fosforo, zinc, tiamina, vitamina B6 y B12, ácido fólico, ácido pantoténico, niacina, riboflavina, magnesio, cobre, manganeso, selenio y potasio), así que ateniéndonos a la información al respecto y al hecho de que además están muy ricos, podemos concluir que:

  •  El consumo de hasta un huevo diario en personas sanas no supone en principio ningún riesgo para nuestra salud y nos puede proveer de múltiples vitaminas y minerales necesarios para el buen funcionamiento del metabolismo humano.
  •  Desgraciadamente seguimos sin poder dilucidar qué vino antes, si el huevo o la gallina.

Referencias

  1. Ballesteros MN, Cabrera RM, Saucedo MS, Fernandez ML. Dietary cho- lesterol does not increase biomarkers for chronic disease in a pediatric population from northern Mexico. Am J Clin Nutr. 2004;80:855–61.
  2. Baigent C, Blackwell L, Emberson J, Holland LE, Reith C, Bhala N, et al. Efficacy and safety of more intensive lowering of LDL cholesterol: a meta-analysis of data from 170,000 participants in 26 randomised trials. Lancet
    2010;376:1670-81.
  3. Briel M, Ferreira-Gonzalez I, You JJ, Karanicolas PJ, Akl EA, Wu P, et al. Association between change in high density lipoprotein cholesterol and cardiovascular disease morbidity and mortality: systematic review and meta-regression analysis. BMJ 2009;338:b92.
  4. Cholesterol Treatment Trialists’ (CTT) Collaborators. The effects of lowering LDL cholesterol with statin therapy in people at low risk of vascular disease: meta-analysis of individual data from 27 randomised trials. Lancet 2012;380:581-90.
  5. Eaton SB. Evolutionary health promotion. Prev Med. 2002;34:109–18. 8.
  6. Eaton SB, Eaton III SB, Konner MJ. Paleolithic nutrition revisited: a twelve-year retrospective on its nature and implications. Eur J ClinNutr. 1997;51:207–16.
  7. Fernandez ML. Dietary cholesterol provided by eggs and plasma lipoproteins in healthy populations. Curr. Opin Med Nutr Met Care. 2006;9:8–12.
  8. Greene CM, Zern TL, Wood R, Shrestha S, Aggarwal D, Sharman M, Volek JS, Fernandez ML. Maintenance of the LDL cholesterol: HDL cholesterol ratio in an elderly population given a dietary cholesterol challenge. J Nutr. 2005;135:2793–8.
  9. Herron KL, Lofgren IE, Sharma M, Volek JS, Fernandez ML. A high in- take of dietary cholesterol does not result in more atherogenic LDL particles in men and women independent of response classification. Metabolism. 2004;53:823–30.
  10. Kanter MM, Kris-Etherton PM, Fernandez ML, Vickers KC, Katz DL. Exploring the factors that affect blood cholesterol and heart disease risk: is dietary cholesterol as bad for you as history leads us to believe? Adv Nutr 2012;3:711-7.
  11. Koba S, Hirano T, Ito Y, Tsunoda F, Yokota Y, Ban Y, Iso Y, Suzuki H, Ka- tagiri T. Significance of small dense low-density lipoprotein-cholesterol concentrations in relation to the severity of coronary heart diseases. Atherosclerosis. 2006; 1889:206–14.
  12. Lichtenstein AH, Appel LJ, Brands M, Carnethon M, Daniels S, Franch HA, et al. Summary of American Heart Association Diet and Lifestyle Recommendations revision 2006. Arterioscler Thromb Vasc Biol 2006;26:2186-91.
  13. Lichtenstein AH, Appel LJ, Brands M, Carnethon M, Daniels S, Franch HA, et al. Diet and lifestyle recommendations revision 2006: a scientific statement from the American Heart Association Nutrition Committee. Circulation 2006;114:82-96.
  14. Lev-Ran A. Human obesity: an evolutionary approach to understand-ing our bulging waistline. Diabetes Metab Res Rev. 2001;17:347–62. 10. Konner M, Eaton SB. Paleolithic nutrition: twenty-five years later. Nutr Clin Pract. 2010;25:594–602.
  15. Mutungi G, Waters D, Ratliff J, Puglisi M, Clark RM, Fernandez ML. Eggs distinctly modulate plasma carotenoids and lipoprotein subclasses in adult men following a carbohydrate-restricted diet. J Nutr Biochem. 2010;21:261–7.
  16. Ridker PM, Rifai N, Rose L, Buring JE, Cook NR. Comparison of C-reactive protein and low-density lipoprotein cholesterol levels in the prediction of first cardiovascular events. N Engl J Med 2002;347:1557-65.
  17. Rong Y, Chen L, Zhu T, Song Y, Yu M, Shan Z, Sands A, Hu FB, Liu L. Egg consumption and risk of coronary heart disease and stroke: dose-response meta-analysis of prospectivecohort studies. BMJ. 2013 Jan 7;346.
  18. Sniderman AD, Williams K, Contois JH, Monroe HM, McQueen MJ, de Graaf J, et al. A meta-analysis of low-density lipoprotein cholesterol, non-high-density lipoprotein cholesterol, and apolipoprotein B as markers of cardiovascular risk. Circ Cardiovasc Qual Outcomes 2011;4:337-45.
  19. Podéis leer un artículo con más detalles sobre como bajar el colésterol aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. El que dieu, sobre la relació de nivells de colesterol, suposadament alt, amb increment de riscos de malaltia cardiovascular no està demostrada. Així com la relació del consum de greixos naturals saturats amb aquesta tampoc, em pensava que tenia-ho informació més actual i més clara.
    Anselm

  2. Me acaban de dar una analítica y me sale precisamente el ldl más alto como 40 sobre baremo normal.me gustaría me orientaras sobre que comer para bajarlo y cuánto tiempo tarda en bajarse .
    También me da alto las transaminasas y yo no bebo nunca alcohol.mido 173 , peso 98 kg
    Quedó muy agradecido de las respuestas

    1. Saludos Sebastian,
      Gracias por el mail.
      Sentimos decirte que no podemos hacer asesoramiento online pues para poder hacer recomendaciones necesitamos conocer en profundidad al paciente.
      Si nos dices de que región eres, miraremos de recomendarte un profesional de referencia.
      Atentamente
      A